Pescadería El César, tradición de emprendedores Imprimir E-mail
Visitas 2278

Artículo basado en la entrevista realizada al Sr. César Cardozo, gerente de Pescadería El César.


Resumen

A muy temprana edad 11 hermanos conocieron el negocio de la venta de pescado para sobrevivir. Con el paso de los años forjaron una empresa sólida de la cual nació la pescadería El César, que hoy dirige el hijo mayor de la segunda generación pero que aún guían y apoyan su padre (fundador) y su madre. A pesar de los diferentes desafíos económicos, familiares y personales César ha logrado sortear los obstáculos y ofrecer soluciones que están permitiendo a la empresa crecer de nuevo.


Sobre el autor

César Cardozo es el heredero y gerente actual de la empresa familiar: Pescadería El César. Esta empresa se dedica principalmente a la venta al por mayor y a la distribución de pescado y otros productos del mar. Desde muy joven estuvo vinculado a la creación, desarrollo y crecimiento del negocio junto con sus padres, tíos y demás familiares.


Video - Parte 1

El video está dividido en 4 fragmentos, y se encuentran ubicados de la página 1 a la página 4.

 

Pescadería El César, tradición de emprendedores

Parte 1

Entrevista realizada al Sr. César Cardozo, gerente de Pescadería El César.

 

  1. ¿Cómo se produjo la idea de negocio?
  2. ¿Cómo participa la familia en la empresa?

Parte 2
Parte 3
Parte 4

 

Para mayor información sobre el tema puede dirigirse a:

 

Fuente. Ingimage.


¿Qué se necesita para revivir una empresa familiar en crisis? Enfermedades, traiciones o enfrentamientos pueden presentarse a lo largo del crecimiento de una empresa, sin embargo, estas pruebas no fueron impedimento para continuar el progreso de la familia Cardozo y su tradición en la venta de productos de mar.


Una familia de emprendedores


Hace 40 años la familia Cardozo incursionó en la venta de pescado de manera informal, como medio para ayudar a sostener el hogar de 11 hermanos. Desde muy jóvenes vieron la necesidad de trabajar, de manera que empezaron a cargar mercancía en las plazas y a colaborarle a los dueños de negocios. Así, Isidoro y Edilberto Cardozo, padre de Cesar, empezaron a conocer el negocio, vendiendo esta mercancía en las calles.


Cuando tenían alrededor de 20 años, vieron la necesidad de abrir un punto de venta al público. Iniciaron en el barrio 7 de agosto de Bogotá con un local muy pequeño, un lugar pensado no solamente para que todos los hermanos trabajaran, sino también para que sus hijos pudieran unirse a medida que fueran creciendo. Así, la empresa fue creciendo hasta que toda la familia terminó vinculada, incluyendo la madre de César y esposa de Edilberto Cardozo.


Si bien la empresa llegó a ser muy próspera y grande, llegó un momento en que cada hermano quiso tener su propia organización. En consecuencia, fueron desprendiéndose del negocio con el fin de iniciar emprendimientos diferentes pero dentro del mismo sector productivo. Desde hace casi 18 años, esta fue la oportunidad para que Edilberto comenzara su propia distribuidora: la Pescadería El César, con la cual también ha tenido una experiencia de constante crecimiento y unión familiar.


Entre las mayores ventajas competitivas de la empresa familiar se encuentran “el grado de compromiso y dedicación con el negocio, una mejor vinculación con los clientes, un comportamiento más entusiasta de los trabajadores y un importante afán de superación y capacidad de progreso” (Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, 2008, 20). Todas estas son cualidades que han caracterizado la trayectoria empresarial de la familia Cardozo.