Colegio Calatrava: gestionar un propósito integral Imprimir E-mail
Visitas 1457

Artículo basado en la entrevista realizada al Sr. Héctor Valderrama, socio fundador del Colegio Calatrava.

Resumen

A partir de la necesidad de una organización administrativa eficiente, Héctor Valderrama decidió liderar esta área en la empresa de su familia. Un equipo de trabajo comprometido, reconocimientos académicos y una infraestructura propia componen algunos de los resultados de su gestión.


Sobre el entrevistado

Héctor Valderrama estudió Antropología en la Universidad de los Andes y Administración de Empresas con doble titulación de la Universidad de Quebec, Canadá, y la Universidad EAN. Desde el año 2001 fue docente en el Colegio Calatrava y actualmente es Gerente Administrativo y Financiero de esta institución.


Video - Parte 1

El video está dividido en 4 fragmentos que se encuentran ubicados de la página 1 a la página 4.

 

Colegio Calatrava: gestionar un propósito integral

Parte 1

Entrevista realizada al Sr. Héctor Valderrama, socio fundador del Colegio Calatrava.

 

  1. ¿Cuál fue su motivación para crear esta empresa educativa?
  2. ¿Cuál ha sido su mayor obstáculo en el desarrollo de la empresa?

Parte 2
Parte 3
Parte 4

 

Para mayor información sobre el tema puede dirigirse a:

 

Fuente. Sitio Web Calatrava School.


Emprender es desafiante, sin embargo, cuando se está enfocado en un propósito claro, habilidades como las buenas relaciones y la persistencia surgen como soportes para mantener el liderazgo hasta que los resultados sean visibles.


La experiencia de Magdalena Granés, madre de Valderrama, fue la base de donde partió la motivación para emprender esta institución educativa. Ella fue precursora del método de enseñanza precoz en Colombia, el cual consiste en estimular a los niños desde temprana edad para aprovechar todo su potencial en la etapa en la que están formando gran parte de su red neuronal.


Con esta visión y gracias a la donación de un inversor, los cuatro hermanos pudieron arrendar un lugar para fundar el colegio Calatrava hace 13 años.


“Sin el capital inicial de un ángel inversionista no hubiéramos podido comenzar esta aventura”.


No obstante, este era sólo el comienzo ya que luego vendría una importante prueba a su persistencia: el lugar arrendado fue vendido por sus dueños, de manera que tuvieron que mudarse, dividiendo el colegio en dos sedes. Esto se tradujo en un duro golpe para toda la comunidad, porque al percibir inestabilidad los padres de familia reaccionaron trasladando a sus hijos, de forma que el número de estudiantes se redujo de 300 a 90.


En ese momento se hizo necesario gestionar una serie de préstamos bancarios, con el objetivo de comprar el terreno donde se encuentran funcionando actualmente. Así, el colegio adquirió deudas muy altas, aproximadamente 3200 millones que hoy se han logrado reducir a 1000 millones; pero gracias a la tenacidad y disciplina de sus socios han podido superarse con creces.