Shoseyov: gestor de tecnología disruptiva Imprimir E-mail
Visitas 658

 

Artículo basado en la entrevista realizada al Sr. Oded Shoseyov, fundador de Collplant, Futuragene y SPNano, entre otras empresas de biotecnología.

 

Precedido por el éxito de empresas en biotecnología como Collplant, Futuragene y SPNano, Oded Shoseyov cuenta su historia desde que era un joven investigador hasta convertirse en uno de los científicos-empresarios más reconocidos del medio, por generar algunas de las innovaciones más interesantes y prometedoras de nuestro tiempo.  

 

 

 
Sobre el entrevistado
Oded Shoseyov nació en Israel, en donde hace parte de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Es investigador en nano-biotecnología, con más de 159 publicaciones científicas, inventor de 49 patentes y fundador de 10 compañías. En 2012 obtuvo el reconocimiento, por parte del Primer Ministro de Israel, al emprendimiento e innovación.
 

   


Shoseyov: gestor de tecnología disruptiva

 

El desarrollo de emprendimientos en biotecnología no sólo permite generar descubrimientos útiles para el progreso social a largo plazo, sino que da forma a ideas que parecerían imposibles, creando un marco de referencia para el desarrollo de nuevas posibilidades científicas. En ello ha consistido el trabajo de Oded Shoseyov, científico y empresario ejemplar.

 

Tecnología de alto impacto

 

Según el científico israelí, su contacto con el mundo empresarial inició en un momento de suerte cuando el CEO (Chief Executive Officer) de una compañía farmacéutica vio una gran oportunidad de negocio, al notar que el investigador tenía un gran hallazgo entre manos, aunque su interés no residía en patentar los descubrimientos sino en publicarlos en artículos científicos.


El episodio concluyó con ventajas impensables para Shoseyov como: la presentación de una patente, beneficios en regalías, 150.000 dólares para investigación, el establecimiento de una compañía y la participación del 4% en la misma, cuyo precio de venta final (14 años después), fue de 100 millones de dólares.


Su hallazgo estaba relacionado con la nanocelulosa, un material compuesto por fibras de celulosa de característica ligera, fuerte, flexible y absorbente, con amplia aplicación en la medicina e industria (pantallas electrónicas, papel, automóviles, baterías, entre otros). Actualmente, este material es el centro de la investigación científica de Shoseyov, debido a las propiedades mecánicas que lo perfilan como la próxima tecnología de alto impacto.

 

“La nanocelulosa es el material más abundante en la tierra. Además es un azúcar (por ende sostenible), diez veces más fuerte que el acero”.