Antioxidantes del mangostino: potencial para la agroindustria colombiana Imprimir E-mail
Visitas 719

 

Artículo basado en la entrevista realizada a Paula León, estudiante de Ingeniería Industrial en la Universidad Agraria de Colombia.

 

A partir del estudio de la capacidad antioxidante del mangostino para evitar la oxidación en frutas, se relaciona el potencial biotecnológico de Colombia tanto en la biodiversidad de su naturaleza como en la calidad de sus profesionales. Ambos factores relacionados y potenciados, se presentan como la clave para hacer del país un líder en el sector.  

 

 

 

 

Sobre el entrevistado
Paula Andrea León es estudiante de décimo semestre de Ingeniería Industrial, Universidad Agraria de Colombia. Actualmente, se encuentra desarrollando el proyecto titulado: Evaluación del potencial antioxidante del pericarpo y la semilla del mangostino con fines de inhibición de la oxidación en frutas, con apoyo del Tecnoparque SENA, nodo Bogotá.

 

 

   


Antioxidantes del mangostino: potencial para la agroindustria colombiana

 

Las investigaciones sobre el sector agrícola son de gran utilidad tanto para científicos, quienes podrían tener mejor acceso a material vegetal, como para empresarios, quienes pueden explotar los resultados útiles para las industrias, promoviendo elementos fundamentales para el desarrollo económico.

 

Antioxidante de nivel industrial

El proyecto de investigación que se presenta tiene como objetivo determinar actividad antioxidante, a partir de los subproductos del mangostino (pericarpo y semilla), con fines agroindustriales, especialmente para evitar el proceso de oxidación en las frutas. La idea surge gracias a la observación de sus características como antioxidante, antitumoral, antialérgica, antinflamatoria, antibacteriana y antiviral, que hacen de esta exótica fruta un interesante objeto de estudio.


La investigación se enfoca en estimular la actividad antioxidante, para contrarrestar el efecto negativo que producen los radicales libres en el tejido vital de alimentos altamente vulnerables al ambiente. De manera que, una vez obtenidos los resultados del estudio, los sectores interesados podrán identificar la mejor industria para su aplicación, bien sea alimentaria, farmacéutica o cosmética, entre otras.


El método empleado ha consistido, en primera instancia, en adecuar la materia prima para la obtención y caracterización fisicoquímica de las soluciones que pueden apoyar la actividad antioxidante y la posterior microencapsulación del antioxidante (prueba de inhibición de oxidación), llevado a cabo con diferentes métodos de extracción, para ser aplicado en las frutas.


Sin embargo, su estudio en el país ha sido difícil dado que el mangostino se destina a la exportación y se cultiva en algunas épocas del año, únicamente en algunos sectores de Tolima (específicamente Mariquita), los Llanos Orientales y el Valle del Cauca, lo cual ha hecho que su demanda interna sea baja.


 

“Al pasar las etapas del proyecto, uno se va enriqueciendo con los conocimientos y las habilidades y empieza a ser más gratificante que al principio".