Domoti: una empresa eficiente, eficaz y escalable Imprimir E-mail
Visitas 1241


Sobre el líder del equipo

Domoti nació en el 2010 en cabeza de Daniel Jiménez, ingeniero mecatrónico de la Universidad Nacional y socio fundador de la compañía. Eduardo Rivera, ingeniero industrial de la Universidad Católica, es el CEO de Domoti.



Domoti: una empresa eficiente, eficaz y escalable


Eduardo Rivera, ingeniero industrial de la Universidad Católica, es el CEO de Domoti, una compañía que crece en el mercado de las aplicaciones móviles cada día. Tras trabajar en el sector público, el Sena, Tecnoparques y Procolombia decidió establecerse en la empresa con cuatro colegas y amigos de recorrido profesional, entre ellos Daniel Jiménez y Said Pacheco, que lo acompañan en el día a día de la empresa. Juntos conformaron un equipo de trabajo que con pasión ha llegado a donde se ha propuesto.



Logo Domoti.


Domoti nació en el 2010 en cabeza de Daniel Jiménez, ingeniero mecatrónico de la Universidad Nacional y socio fundador de la compañía. Jiménez, visionario y desarrollador de proyectos de tecnología, pasó también por Tecnoparques y logró importantes reconocimientos, entre ellos el Nokia Developer Champions por cinco años, para luego convertirse en una de las 50 personas más influyentes de la industria móvil, un hecho que atrajo las miradas a la empresa y al sector tecnología en Colombia.


Aunque la idea original era moverse en el campo del “internet de las cosas”, el boom mediático propició un modelo de negocio más amplio que permitía a los socios moverse en diferentes áreas de la tecnología, entre ellos proyectos de hardware y software, el diseño y desarrollo de proyectos web y móviles.


Usar los obstáculos para crecer


El principal obstáculo que enfrentó Domoti, especialmente al comienzo, fue el flujo de caja. Esto afirma Rivera entre risas, pero con seguridad, pues la empresa tiene que asumir los costos administrativos y operacionales de los proyectos antes de recibir el pago completo de los mismos. La falta de personal con las competencias técnicas para asumir los proyectos sugiere un problema adicional, pues infortunadamente la brecha entre el sector académico y el productivo es muy grande y las empresas debe asumir la curva de aprendizaje de las personas que apenas salen de las universidades al mundo laboral; esto deviene en reprocesos técnicos, necesarios pero generadores de ineficiencias al interno de la compañía. Pese a estos obstáculos, la pasión por los proyectos que se emprenden, aún más en la etapa inicial de la empresa, ha sido la clave para que Domoti continúe en el mercado y crezca de la forma en que lo ha hecho.


Escuela Domoti


El que no está en permanente estudio se queda atrás.


Eduardo Rivera. Mantenerse en el mercado exige una continua capacitación, tanto en temas de tecnología como en materia de manejo empresarial y comercial. En este sentido Domoti le apuesta a la formación permanente a través de lo que ellos han denominado “Escuela Domoti”, que consiste en capacitar a los líderes de los procesos y de replicar esa formación a todo el equipo, para que el crecimiento sea continuo y equitativo. Esta estrategia resulta beneficiosa en primer lugar porque reduce costos de capacitación sin dejar de asegurarla para el equipo de trabajo completo; por otro lado, esta formación replicada estaría enfocada especialmente al público interno de la compañía.


Trabajar con el sector público


Acceder permanentemente a la plataforma del Estado en donde se publican todas las licitaciones ha sido clave para la consecución de proyectos con empresas del sector público. Para encontrar estas ofertas, Domoti tiene una persona encargada de la búsqueda y segmentación de las licitaciones a las que pueden aplicar según su perfil. Este esfuerzo ha sido importante no solo para empaparse del modelo de trabajo, sino que además les ha permitido trabajar recientemente en un proyecto con Bancoldex para el desarrollo de una herramienta informativa para empresarios. Según Rivera, estar en este contexto les ha permitido aprender nuevas cosas para poner en práctica en la empresa, además afirma que es gratificante trabajar hombro a hombro con entidades que están construyendo país.


Empresas emergentes


Con algunas variaciones, las empresas nuevas han adaptado a sus procesos los líderes y equipos necesarios para cubrir desde las actividades ejecutivas hasta las técnicas, de modo que estas les otorguen la mayor rentabilidad posible apenas con la cantidad necesaria de personal: al momento de empezar es indispensable apuntarle a ahorrar costos.


Cada empresa es libre y responsable de escoger, mantener y actualizar su equipo humano según las necesidades que le son propias. Así, cuando la empresa crece, se va modificando para alcanzar los nuevos estándares que exige el mercado, o las metas que se han planteado internamente. Las nuevas startups han optado por las siguiente estructura base:

Junta directiva
CEO director ejecutivo
COO director de operaciones
CMO directo de marketing
CFO directo financiero
CTO director técnico

Iebschool.com


Hay trabajo para todos


El mundo de las aplicaciones móviles está a la orden del día y las oportunidades de emprender o de vincularse a una empresa en este sector son altísimas. Juntar esfuerzos con compañeros de la universidad y presentar propuestas a empresas que estén interesadas en tener su propia aplicación es una buena forma de empezar, y es, de hecho, la forma más común de iniciar una empresa del sector tecnología.


Un valor agregado en todo el sentido de la palabra


Entregamos a nuestros clientes propuestas innovadoras.
Eduardo Rivera


El factor diferenciador de Domoti es su equipo técnico, además de sus alianzas estratégicas que les permiten desarrollar proyectos convergentes, es decir, visibles en cualquier pantalla, asegura Rivera.


Portal web de Domoti: http://domoti.rocks/es/


Una propuesta muy sólida es a lo que le han apuntado este grupo de emprendedores. No ha sido en vano, de hecho Domoti ha crecido 2x año por año. Su estrategia es ofrecerle al cliente un servicio que sea pensado para él y su filosofía está basada en tres pilares: eficiencia, eficacia y escalabilidad. Domoti entrega propuestas innovadoras que se ajustan al perfil individual de cada cliente, pero además lo asesoran para que tanto el proceso como el producto final sean más de lo que esperaban. Pensar en el bienestar del cliente, más que en el beneficio económico que pueda traer, ha sido la clave del éxito de esta empresa.


Artículo basado en la entrevista realizada a Eduardo Rivera, CEO de Domoti.
http://comunidad.iebschool.com/iebs/emprendedores-y-gestion-empresarial/ceo-cfo-cio-cto/