Luis Betancur: perfil de un emprendedor Imprimir E-mail
Visitas 1758


Sobre el líder del equipo

Luis Betancur Zuluaga es un antioqueño que, además de ser dueño de Ecorgánicos, una empresa que deja en alto el nombre del país con los productos orgánicos que exporta, es cabeza de Fedeorgánicos y trabaja por la regulación del mercado de orgánicos en el país. Conozca su historia en la siguiente nota.



Luis Betancur: perfil de un emprendedor


Luis Betancourt es presidente y fundador de Federación de Orgánicos de Colombia, y es además dueño de Ecorgánicos de Colombia, una empresa dedicada al desarrollo de productos orgánicos para exportación.

Este abogado de Medellín hizo carrera en el sector financiero, pero lleva diez años involucrado en el mundo de los orgánicos y contribuye con sus esfuerzos a la legislación de los orgánicos en Colombia.

La Federación nació, en cabeza de Betancourt, de la necesidad de agremiar las voces de productores, comercializadores y exportadores de productos orgánicos. Para él y para su equipo, según él mismo cuenta, la Cámara de Comercio de Bogotá ha sido un gran aliado porque les permite usar sus espacios para dar información relevante para el medio y transmitir inquietudes.



Luis Betancourt en entrevista para EAN Business Review


La Federación se dedica a estimular la estimular la producción y el conocimiento, y procura establecer procesos de certificación en el mercado dado lo reciente de sus actividades en el país. Esta entidad sin ánimo de lucro y sin recursos del Gobierno se ha dado a la tarea a transmitir información relevante para que el conocimiento sea transversal a los procesos industriales y de legislación que sobre el tema se adelantan en el país. Además, la Federación está comprometido con el crecimiento del sector a partir del intercambio de conocimiento, a través de eventos especializados y gratuitos que organizan para que todos los interesados puedan acceder a la información necesaria para el desarrollo de su actividad económica.

A pesar de su calidad de no gubernamental, la Federación ha impulsado varios proyectos normativos y de regulación en el sector con el apoyo de algunas entidades del sector institucional; el Ministerio de Agricultura, que regula el sector para desarrollar las normas que se requieren; el ICA, que controla el tema de semillas e insumos orgánicos; el Ministerio de Medio Ambiente, que implementa políticas de resguardo del medio ambiente; y otros empresarios interesados en el tema. Las iniciativas de Fedeorgánicos han logrado agremiar a la fecha cerca de 600 empresas.


Es preciso volver al origen


Hace 80 años en Colombia la agricultura era orgánica. No obstante, en los últimos 50 años algunas prácticas, como el uso de agroquímicos, pesticidas y la contaminación de aguas generada por la minería ilegal, que deviene en el incremento de tazas de metales pesados en los alimentos, han contribuido al aumento enfermedades como el cáncer en la población. Tristemente esta situación se ha empezado a salir de control convirtiéndose en un problema de salud pública que requiere una fuerte atención de parte del Gobierno.


Logo Fedeorgánicos


Esta realidad no es deconocida en otras latitudes, de hecho, actualmente países como Estados Unidos y algunos de la Unión Europea se aseguran de medir las trazas de contaminación de los alimentos que ingresan a sus territorios. Se espera que para el 2020 los países europeos impidan la entrada de productos que no sean 100% orgánicos a sus territorios, y Colombia, como importador de alimentos debería regular el ingreso productos de calidad orgánica, y como exportador también debería fijar políticas contra el uso y abuso de agroquímicos, a fin de evitar obstáculos al momento de la exportacíon de los productos nacionales, y además para incentivar la renovación del campo que está contaminado por el permanente riego con agentes agroquímicos. 


Protección del mercado


Según explica Betancurt, al hablar de orgánicos, ecológicos y biológicos nos referimos a lo mismo: productos que desde su producción primaria hasta su transformación final están libres de todo químico, sintético o pesticida. Con el creciente auge del tema de orgánicos en el país, y con el fin de proteger al consumidor, para vender en grandes superficies es preciso garantizar que los productos cumplen con estándares de calidad establecidos en normas nacionales e internacionales según los parámetros de distribución que se tengan previstos. Por eso, para que un producto orgánico ingrese a un mercado específico y regulado debe cumplir con ciertos requisitos que las naciones establecen en normas de calidad de obligatorio cumplimiento. En el caso colombiano existe la Resolución 187 de 2006, que es el primer desarrollo normativo en materia de orgánicos; luego se expidió la Resolución 199 de 2016, que complementa la anterior. Estos primeros acercamientos normativos de regulación a los orgánicos son un gran avance, aunque el vacío, explica Betancur, aún es grande.

En el mundo de los orgánicos –apenas nuevo en el país-, existen dos tipos de mercado: el primero es el regulado, en el que hay productos certificados por entidades especializadas y vigiladas por el Gobierno; el segundo es el mercado de confianza, en el que el productor asegura que el alimento es orgánico, pero no tiene un sello de tercera parte que lo acredite. Además, si bien en Colombia existe un sello de producto ecológico, las regulaciones para el ingreso (importación) y distribución de orgánicos no tienen gran vigilancia. Por este motivo es usual encontrar que los compradores piensen que el sello del Invima es suficiente garantía de calidad orgánica de un alimento, pese a que su existencia es únicamente muestra del cumplimiento de algunas pocas normas de seguridad alimentaria básica, y no con esto se pretende demeritar su importancia, pero es imprescindible que el comprador de orgánicos conozca las regulaciones específicas en este campo y los sellos que garantizan la calidad orgánica de un producto. Actualmente en las grandes superficies y en el mercado internacional se exige dicha comprobación, pero en países latinos es más frecuente el modelo de confianza, entre otras porque aún es una novedad. 


Mercado en latinoamerica


La producción en Latinoamérica es fuerte, especialmente en Argentina y Brasil. Otros países como Ecuador, Perú y Costa Rica también le están apostando a este tema. Según Betancur, los países latinoamericanos deben explotar la producción orgánica porque en el futuro van a convertirse en proveedores de estos alimentos para China, Estados Unidos, entre otros grandes mercados. Además, afirma que en Colombia la producción aún es baja, pero, dada la creciente tendencia a la onda saludable, el sector ha empezado a crecer y a rendir frutos, visibilizándose cada vez más en el mercado hispano. No obstante, el nivel de producción no es lo único que se debe preocupar al sector, pues es sabido, comentó el empresario, que a Colombia aún le falta gran parte de la tarea, especialmente en materia de legislación y de aplicación de control estatal, actividades que actualmente acompaña de cerca la Federación.


Tips para emprender



  1. El primero paso para desarrollar un negocio es formarse como empresa.
  2. Legalizarse.
  3. Formarse en el tema de su negocio, a fin de que su labor sea exitosa en todos los niveles del proceso que maneja.
  4. Muy especialmente hay que tener en cuenta que existen regulaciones en el tema de orgánicos y alimentos que se deben cumplir a cabalidad por seguridad alimentaria, y que el emprendedor debe conocer para ofrecer productos 100% orgánicos en Colombia y en el exterior.


Para mayor información ingrese a:

http://www.fedeorganicos.com/