Claves para la gestión de proyectos complejos Imprimir E-mail
Visitas 7318


Artículo basado en la entrevista realizada a Estela Ríos, Ph.D (Canadá - El Salvador) durante el Congreso Internacional en Gerencia de Proyectos y Mejoramiento Organizacional, organizado por la Universidad EAN y la Université de Québec à Chicoutimi, septiembre de 2010, Sala Ernesto Bein del Gimnasio Moderno. Bogotá, Colombia.

 


Resumen
 

El artículo presenta la necesidad de considerar en la ejecución de proyectos aspectos como la incertidumbre y el riesgo, así como de responder de manera adecuada frente a estos aspectos. Así como de vincular a los trabajadores a la idea misma del proyecto con el fin de lograr su participación efectiva.


Sobre el autor


Ingeniera Industrial, Universidad Centroamericana José Simeón Cañas. M.Sc. en Ciencias en Gestión de Proyecto, Universidad de Québec en Montreal. Doctorado en Administración y Especialización en Gestión de Proyecto; programa conjunto de las universidades: McGill, Concordia, Universidad de Montreal y Universidad de Québec en Montreal. Actualmente trabaja como Consultora Experta en Gestión de Proyectos Complejos, cuyas funciones que realiza son: investigación y desarrollo para el mercado internacional e identificar y realizar los estudios de factibilidad pertinentes de proyectos internacionales a ser implementados por esas empresas.


Video - parte 1

  

Fragmento de la entrevista realizada a la Dra. Estela Ríos 
durante el Congreso Internacional en Gerencia de Proyectos y Mejoramiento Organizacional, organizado por la Universidad EAN y la Université de Québec à Chicoutimi, septiembre de 2010, Sala Ernesto Bein del Gimnasio Moderno. Bogotá, Colombia. 

 

 

Estela Ríos: Claves para la gestión de proyectos complejos-parte 1.


Para mayor información sobre el tema puede dirigirse a los siguientes links:

Estrategias de gestion de grandes proyectos complejos

Dirección y planificación de proyectos

 

 

 

 

Los proyectos no sólo adquieren el éxito con los capitales y las buenas ideas

 

Para la gestión proyectos complejos de gran envergadura, como por ejemplo: plantas industriales, obras civiles, entre otras; se requiere de una inversión muy amplia de capital, además de la coordinación y organización un equipo humano, técnico y de los recursos naturales.

En muchos casos, la complejidad de estos proyectos se empaña por problemas económicos, sociales y políticos. Por esto, en muchos casos, las desviaciones y los efectos marcan el costo estimativo del proyecto.  De este modo, durante el arranque y la culminación del proyecto, se presentan múltiples factores que se deben tener en cuenta y que repercuten en los costos finales del mismo.

 

En el caso de los proyectos complejos, su desarrollo se puede llevar hasta varios años,  lapso  en el que pueden ocurrir cambios profundos. En este punto, el trabajo necesita de algunas estrategias que a través de simulaciones y bases de datos, calculan un estimativo en costo y tiempo; ya que se determinan los principales factores que causan las desviaciones en la gestión.

 

La realización de proyecto es un riesgo

 

Para  la salvadoreña Estela Ríos, especialista en la gerencia de proyectos, los riesgos están presentes en todo momento, en todo proyecto por simple que este sea. Los proyectos son hechos por humanos para personas, y como el ser humano es complejo, en ese sentido, los proyectos son complejos.
 

Así, si los proyectos son realizados por entes complejos, entonces los riesgos están omnipresentes. “Yo creo que el nuevo paradigma debe de ser el vivir con el riesgo, sentirnos a gusto con la incertidumbre y gerenciar el riesgo de la mejor manera posible”. Apunta la Doctora Ríos.
 

Hoy en día no se pueden prevenir los riesgos, a única manera de hacerlo sería a través de la adivinación. Nadie puede predecir una tragedia natural, ni mucho menos un acto terrorista como el del 11 de Septiembre. Todos los eventos cambian la realidad y prevenirlos es una tarea imposible; por lo tanto, es mejor cambiar el paradigma y aprender a vivir con la incertidumbre.
 

Para comenzar, la naturaleza se convierte en un stakeholder, es decir,   en una entidad afectada que modifica a los proyectos. La  naturaleza se convierte e es un agente omnipresente que manipula el resultado del trabajo; por esta razón, es un ente que hay que respetar lo más que se pueda, pues, sin duda alguna,  puede causar riesgos enormes en el trabajo.