Las fundaciones: empresas que también pueden ser rentables Imprimir E-mail
Visitas 9573

Artículo basado en la entrevista realizada a la Dra. Luz Helena Villalobos durante el Congreso Internacional de Sostenibilidad Corporativa en Gestión, Emprendimiento e Innovación, organizado por la Universidad EAN, noviembre 2011, en la Universidad EAN. Bogotá, Colombia.


Resumen

Hoy en día, el común de las personas conoce a las fundaciones como empresas que funcionan para el beneficio de las personas menos favorecidas; pero en un país como Colombia, estas organizaciones han tomado un tinte de caridad que con el tiempo dificulta su calidad como fuente de ingresos para sobrevivir.

Para la Dra. Luz Helena Villalobos existen otras estrategias de autosostenibilidad, aparte de las donaciones, como la oferta de bienes y servicios generados por la fundación.


Sobre el autor

La Dra. Luz Helena Villalobos es la directora de la Fundación Formemos y la ha convertido en una empresa sostenible económicamente, luego de trabajar en el sector financiero durante muchos años.


Video

Fragmento de la entrevista realizada a la Sra. Luz Helena Villalobos, durante el Congreso Internacional de Sostenibilidad Corporativa en Gestión, Emprendimiento e Innovación, organizado por la Universidad EAN, noviembre 2011, en la Universidad EAN. Bogotá, Colombia.
 

Las fundaciones, unas empresas que también pueden ser rentables
 

1. ¿En este momento ustedes cuánto dependen de donaciones y cuánto generan?

1. ¿En este momento ustedes cuánto dependen de donaciones y cuánto generan?

 

Para mayor información sobre el tema puede dirigirse a:

 

Fuente. Archivo EAN Business Review

 

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) se han involucrado en proyectos que gestionan ingresos para la ayuda de distintas causas humanitarias. No obstante, para muchos empresarios esto se ha convertido en un dolor de cabeza. Aunque su fin sea ayudar a los demás, estas organizaciones también deben tener los medios para ser autosostenibles.


Las organizaciones sin ánimo de lucro, identificadas en Colombia como organizaciones del sector solidario, están comprometidas con las causas sociales encaminadas a mejorar el tejido social de la comunidad en lo económico, social y cultural. 



En el país, la interrelación sistémica de las empresas de economía solidaria han tomado dos ejes principales: el económico y el social. Hoy, este tipo de organizaciones tienen diversas figuras esquemáticas teniendo en cuenta sus objetivos. 

Actualmente, se destacan las cooperativas y los fondos de empleados, también se encuentran las Organizaciones Solidarias de Desarrollo (OSD), principalmente con fundaciones, corporaciones y asociaciones.


Según la Cámara de Comercio, una fundación es un tipo de persona jurídica que se caracteriza por ser una organización sin ánimo de lucro que maneja servicios de interés social en beneficio de la población vulnerable, conforme a la voluntad de los fundadores[1]

 

Por eso, el sostenimiento de una fundación viene de la afectación de unos fondos preexistentes que tienen como fin la beneficencia pública de interés social (intereses educativos, científicos, tecnológicos, culturales, deportivos o recreativos).

 

 

 


[1] Ver el Artículo 5° del Decreto 3130 de 1968 de la Alcaldía de Bogotá.