Nuevas tecnologías para la competitividad Imprimir E-mail
Visitas 2622

Artículo basado en la entrevista realizada al Dr. Iván Esparragoza durante el Congreso Internacional de Tecnologías para la Competitividad Global en Gestión, Emprendimiento e Innovación, (Universidad EAN, agosto 2012, Bogotá, Colombia).

 

Resumen

El papel de la ingeniería es crear conocimiento y nuevas tecnologías para desarrollar procesos productivos que lleven a mejorar la competitividad de las empresas en los mercados globales. En consecuencia se presentan múltiples desafíos, oportunidades y retos para los diversos sectores de la sociedad, que encuentran su horizonte en la economía del conocimiento.


Sobre el autor

El Dr. Iván Esparragoza es profesor asociado de ingeniería, en la Universidad Estatal de Pennsylvania. Finalizó su doctorado en Florida International University en 1998 y desde el año 2001 trabaja como docente hasta la actualidad.


Video - parte 1

El video está dividido en tres partes.

 

Nuevas tecnologías para la competitividad

Parte 1

Entrevista realizada a Iván Esparragoza.

 

1. ¿Cómo desde ingeniería se

    aporta  innovación hacia la

    competitividad?

2. ¿Son las necesidades básicas

    de una sociedad un aliciente

    para desarrollar

    pueblos competentes?
3. ¿Qué se convierte en reto y

    qué en oportunidad, con

    respecto a la economía

    cambiante?

 

Parte 2

Parte 3

 

Para ampliar el tema consultar el siguiente link:

 

 

alt

Foto: archivo EAN Business Review.

 

Según Esparragoza, el papel de la ingeniería es crear conocimiento y nuevas tecnologías para desarrollar procesos productivos que lleven a mejorar la competitividad de las empresas en los mercados globales. Por lo tanto, el rol de los ingenieros es mejorar los procesos de innovación para traer nuevos productos y servicios al mercado.

 

El modelo de producir productos para satisfacer las necesidades nacionales, es un modelo que, en la escala de valores de la competitividad, permite mejoramientos en la eficiencia, pero no lleva a un nivel superior. Esto sólo se logra si se apuesta al desarrollo de modelos avanzados de innovación (con visión global), como lo han hecho los países desarrollados.

 

 

Desafíos para el liderazgo tecnológico

 

Es conocido que en América Latina se presenta la tendencia a reaccionar, en lugar de liderar, sobre todo en materia de tecnología. Si hay algún avance, este es entendido y adoptado, pero aún se hace necesario desarrollar competencias que lleven a ejercer un verdadero liderazgo.

 

Como docente, Esparragoza busca sembrar un cambio cultural y mental en el que el conocimiento aprendido por sus estudiantes de ingeniería, realmente los lleve por un camino de innovación y emprendimiento. "Ese es nuestro aporte como ingenieros y nuestro deber como educadores, si no lo hacemos, vamos a seguir resolviendo los problemas de la misma forma como lo hemos hecho hasta ahora. Estamos en posición y necesidad de movernos a un nivel superior".

 

Para lograrlo, se debe trabajar en el mejoramiento de la calidad de la educación ya que es uno de los pilares de competitividad para cualquier nación. Por ejemplo, en Estados Unidos, la educación se enfoca en trabajar más el desarrollo mental que el aprendizaje de conocimiento.

 

Según Esparragoza, los estudiantes en Estados Unidos crecen sintiéndose que son buenos y capaces, por lo que tienen una gran responsabilidad con la sociedad. "Eso es lo que tenemos que hacer en nuestros países: educar a la juventud, fomentando en ellos ese sentido patrio, ese sentido de que sí somos capaces, que sí podemos. Como dijo la deportista colombiana que ganó la medalla en los recientes juegos olímpicos de Londres, Mariana Pajón: 'somos capaces, sí podemos pero a veces nos rendimos antes de dar la pelea'".